, 16.03.2012
imagen

El pasado 13 de marzo Daniel Verdú publicaba un artículo preguntándose si eran demasiado caras las entradas de la ópera y la música clásica. Ofrecía varios ejemplos de cómo, para evitar que las butacas quedaran vacías, varios teatros y auditorios se estaban replanteando los precios para adaptarlos a la nueva situación. Al final, como expone Debbie Richards en la revista...