Valentí OVIEDO, presenta el caso de L’ Auditori y de la Orquesta Ciutat de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) en La Conferencia de Marketing de las Artes 2016

No hay nada más satisfactorio que ver a un espectador sentado por primera vez en una butaca de L’Auditori emocionándose al descubrir la Sinfonía Titán de Mahler. Ese espectador forma parte de las 110.000 personas que asisten cada temporada a la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Catalunya (OBC). Y cada uno de ellos, para nosotros es único.

De la comunicación global al micromarketing. De la notoriedad de la orquesta a la gestión del detalle del espectador. De la marca al abono. De Mahler al Señor de los Anillos…

Hace algo más de dos años tuvimos la necesidad de impulsar la OBC. No había otra, ¡la OBC estaba desapareciendo del imaginario de la ciudad! Y esta vez necesitábamos que fuera guay, que la gente flipara, queríamos una orquestra que conectara, y hacerlo a través de la música sinfónica, hacerlo a través de aquello que sabemos hacer. Si muchos alucinan con Shostakovic, hay miles más que no saben que Shotakovic les molaría. Y ahí está el reto… ¿Somos capaces de seducirles? ¿Cómo lo hacemos? ¿Y cómo conseguimos que regresen? ¿Quién hace de flautista de Hamelín?… Y de repente me vino a la cabeza…. ¿Qué tienen en común y qué tienen de diferente Los Planetas de Holst y la Banda Sonora de Gladiator? Las respuestas en #marketingdelasartes.

Su ponencia en PDF aquí.