Hace ya más de un año que comenzó la pandemia, muchas olas y en plena campaña de vacunaciones en España nos preguntamos qué ha estado ocurriendo durante todo este tiempo, qué han hecho las organizaciones culturales y sobre todo qué han aprendido.

Nos centramos en el valor de las colaboraciones durante este periodo y en cómo las organizaciones culturales se adaptan a los cambios, los provocados directamente por la pandemia y aquellos que ha acelerado y que permanecerán una vez esta termine.

 

Sebastián Blutrach aborda la evolución del sector de las artes escénicas en Argentina desde que, en marzo de 2020, se cerrasen los teatros, reabriendo al cabo de casi 8 meses con limitaciones en el aforo. Con una asistencia del 15-20% comparada con el tiempo prepandemia, el sector teatral y escénico ha tenido que reinventarse para sobrevivir.

Sílvia Duran destaca el gran trabajo colaborativo llevado a cabo en el Instituto Catalán de Empresas Culturales (ICEC) junto a los medios de comunicación públicos para fomentar la participación activa de los jóvenes dentro de un panorama cultural de proximidad. 

Jazmín Beirak plantea diferentes líneas de reflexión sobre políticas culturales. Remarca la importancia de las colaboraciones durante este periodo excepcional a través de varios casos y ejemplos que nos sumergirán, de forma sencilla para todos los que no estamos familiarizados con el diseño de políticas culturales, incluyendo lógicas y estudios, en el sistema actual de ayudas y subvenciones español. ¿Cómo contemplar a los públicos, el acceso y la participación, desde las políticas públicas?

Alejandro Fernández comparte aprendizajes desde el cierre de los espacios culturales en España en marzo de 2020: 8 centros culturales CaixaForum, uno por inaugurar en Valencia en 2022, numerosas colaboraciones, el entorno digital y los aprendizajes para el futuro. 

Rubén Gutiérrez hace un análisis sobre el recorrido que los autores y autoras han tenido que atravesar en este contexto de pandemia y cómo desde la Fundación SGAE han mantenido un equilibrio entre asistir a los creadores en situaciones de verdadera necesidad o socorro, y estimular proyectos e iniciativas para que pudieran seguir con su actividad profesional en la mayor medida posible. 

Roberto Gómez demuestra que la transversalidad de la cultura con otros sectores es una auténtica realidad. A través del diseño de metodologías abiertas y colaborativas fomentas las colaboraciones transversales de organizaciones culturales con el sector empresarial, para que trasciendan socialmente y se conviertan en herramientas de innovación en ambos sectores, el cultural y el empresarial.

Jesús Cimarro reflexiona sobre cómo ha impactado la pandemia en el sector de las artes escénicas en España y el papel de las colaboraciones en este contexto desde las iniciativas llevadas a cabo desde la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA).

María Martínez Iturriaga en su sección «Mira quién habla» escribe sobre música y cocina maridando una reflexión cultural muy pero que muy interesante…